robar.es.

robar.es.

Cómo identificar si tu tarjeta ha sido escaneada con skimming

Los delitos informáticos están en constante evolución y cada vez son más sofisticados. Una de las prácticas más comunes es el skimming, que consiste en copiar la información de una tarjeta bancaria para robar el dinero de la cuenta de la persona afectada.

¿Qué es el skimming?

El skimming es una práctica que consiste en obtener la información de una tarjeta bancaria mediante un dispositivo electrónico llamado skimmer, que se coloca en un cajero automático, un datáfono o cualquier otro dispositivo que admita el uso de tarjetas.

El skimmer es capaz de leer la banda magnética de la tarjeta y copiar la información que contiene, como el número de la tarjeta y la fecha de caducidad. Esta información se almacena en un chip o en una memoria del dispositivo.

Una vez que se ha recopilado la información, los delincuentes la utilizan para realizar compras o retiradas de efectivo, en muchos casos en países o zonas diferentes a la del titular de la tarjeta.

¿Cómo puedes saber si te han hecho skimming?

Es difícil detectar si te han hecho skimming, ya que los dispositivos que se utilizan para este tipo de delito son muy sofisticados y están diseñados para pasar desapercibidos. Sin embargo, hay algunas señales que pueden indicar que tu tarjeta ha sido escaneada con skimming:

1. Compras no autorizadas en tu cuenta

Si observas movimientos no autorizados en tu cuenta bancaria, como compras que no has realizado o retiradas de efectivo que no te corresponden, lo primero que debes hacer es contactar con tu banco para informar de la situación y bloquear la tarjeta.

2. Cambios en el nivel de seguridad de la web

Si utilizas servicios bancarios online, es importante que estés atento a cualquier cambio en la seguridad de la web del banco. Si notas que hay cambios en los certificados, en la URL o en la apariencia general, es posible que alguien esté intentando acceder a tu cuenta bancaria.

3. Mala calidad de los datáfonos

Al utilizar un datáfono, asegúrate de que la calidad del dispositivo es buena. Si notas que el teclado es difícil de usar, que está borroso o que la pantalla es de baja calidad, es posible que se trate de un dispositivo manipulado para hacer skimming.

4. Pérdida de la tarjeta

Si pierdes la tarjeta, debes informar de inmediato a tu banco. Si alguien ha encontrado la tarjeta, podría haberla utilizado para hacer skimming y retirar dinero de tu cuenta bancaria.

5. Dispositivos sospechosos en el cajero automático

Al utilizar un cajero automático, presta atención a los dispositivos que hay en su parte frontal. Si notas que el dispositivo de introducción de la tarjeta parece manipulado o que hay algún dispositivo adicional colocado en el cajero, es posible que alguien esté usando el skimming para obtener información de las tarjetas que se introducen en el cajero.

¿Cómo puedes evitar ser víctima de skimming?

La mejor forma de evitar ser víctima de skimming es tomar ciertas precauciones a la hora de utilizar los cajeros automáticos y los datáfonos. Algunas de las principales medidas que puedes tomar son:

1. Utilizar cajeros automáticos en lugares seguros

Es recomendable utilizar cajeros situados en lugares públicos y transitados. Si el cajero se encuentra en una zona solitaria o poco iluminada, es posible que alguien lo haya manipulado con fines fraudulentos.

2. Evitar los cajeros automáticos de baja calidad

Es importante utilizar cajeros automáticos de calidad. Si notas que el cajero no está bien iluminado o que tiene partes sueltas, es posible que se trate de un dispositivo manipulado para hacer skimming.

3. Proteger la tarjeta con la mano

Al introducir la tarjeta en el cajero o en el datáfono, es importante protegerla con la mano. De esta forma, se evita que algún dispositivo pueda leer la información contenida en la banda magnética.

4. Cambiar frecuentemente la contraseña

Es recomendable cambiar frecuentemente la contraseña de la tarjeta. De esta forma, se evita que algún delincuente pueda averiguarla y utilizarla para hacer compras o retiradas de efectivo.

Conclusiones

En resumen, el skimming es una de las prácticas más frecuentes en la actualidad para robar información bancaria. Para evitar ser víctima de este tipo de delito, es importante tomar algunas medidas de precaución al utilizar los cajeros automáticos y los datáfonos. Además, si notas algún movimiento no autorizado en tu cuenta bancaria, debes informar de inmediato a tu banco para que pueda bloquear la tarjeta y evitar mayores problemas.