robar.es.

robar.es.

Los daños colaterales de los ataques DDoS

Los daños colaterales de los ataques DDoS

Los ataques de Denegación de Servicio Distribuidos o DDoS (por sus siglas en inglés) suelen ser una de las formas más utilizadas para dañar a una organización o empresa. Y aunque suelen ser bastante efectivos desde el punto de vista del atacante, estos también generan daños colaterales que pueden ser aún más perjudiciales para terceros involucrados sin saberlo.

En esta ocasión, hablaremos de estos daños colaterales y cómo pueden afectar a aquellos que se ven involucrados en situaciones de ataque DDoS, ya sea de forma directa o indirecta.

1. Carga de recursos inesperada

Cuando una organización es víctima de un ataque DDoS, el tráfico asociado con él es enorme. Por lo tanto, el tráfico que llega a los servidores de la víctima aumenta de forma significativa causando una sobrecarga que puede ser difícil de manejar. Los servidores tienen límites y su capacidad no es infinita.

Por lo tanto, cuando ocurre un ataque DDoS, los tiempos de respuesta aumentan y las personas que necesitan acceder a esos servicios pueden tener problemas en hacerlo. Esto se puede traducir en la pérdida de ventas, el no poder hacer transacciones, perder la visibilidad en motores de búsqueda, reputación, etc.

2. El costo de la protección

Otro aspecto a tener en cuenta al hablar de los daños colaterales de los ataques DDoS es el costo que implica la protección. Cuando una organización está en la ruta de un ataque DDoS, lo más lógico es invertir en una protección contra estos ataques para asegurarse de que no se vuelvan a producir.

Sin embargo, estas medidas no son económicas y las pequeñas empresas o sitios web puedan tener dificultades para lidiar con el costo de la protección. Esto puede ocasionar que, incluso después de que el ataque finalice, la organización puede tener problemas financieros que pueden poner en peligro su existencia.

3. Las medidas pueden ir en contra de los #DDoS

Otra de las opciones que tienen las empresas para lidiar con los ataques DDoS es permitir a los proveedores de servicios de internet (ISP) comandar sus servidores y filtrar el tráfico automáticamente. A pesar de que esto es muy útil para que los servidores no se saturen, los filtros también pueden bloquear el tráfico valioso.

Esto puede ser perjudicial para aquellos cuya IP se encuentra en una lista negra por error, y puede tardar semanas en ser removida. Además de esto, cuando un ISP filtra el tráfico, es común que los paquetes falsos aumenten la carga en los servidores de los ISP, lo que hace que éstos sigan la cadena de ataque.

4. Las consecuencias legales

Los ataques DDoS tienen consecuencias legales graves. Aunque normalmente el culpable es difícil de identificar, si lo llegan a encontrar, las consecuencias pueden ser graves. Sin embargo, también hay casos donde terceros son acusados de ser los atacantes sin serlo causalmente. Esto puede poner en peligro sus vidas y negocios sin tener relación con el ataque.

Inclusive cuando detectan al verdadero dueño de los ataques, éste puede ser difícil de condenar por varias razones. En algunos casos, el agresor se ubica en un país extranjero con leyes diferentes o utiliza algún tipo de anonimato. En otros casos, incluso puede que hayan sido víctimas de intrusión y su dispositivo sea utilizado como bot.

5. El impacto en la economía

Los ataques DDoS pueden afectar tu negocio de diversas formas. Los clientes que dependen de tus servicios se perjudicarán, y no sólo tu servicio, sino también los servicios de tus socios y clientes a través de ti y estos reclamaran una buena indemnización por tu parte.

Es cierto que las empresas que ofrecen servicios de protección pueden mitigar estos ataques, pero su costo suele ser muy elevado y el impacto en la economía puede ser bastante negativo. Además, la protección no puede garantizarte que este tipo de ataques no te vuelvan a afectar en el futuro por lo que debes seguir invirtiendo en medidas de protección.

En conclusión, los ataques DDoS causan daños colaterales importantes a aquellos que se ven involucrados en ellos. Desde la sobrecarga de servidores hasta el costo de la protección, pasando por la repercusión que tiene en la economía de una organización, son solo algunos de los aspectos más relevantes.

Por lo tanto, se debe poner más atención en estos ataques para que no tengan el impacto que pueden llegar a tener. Es importante que tengas en cuenta que éstos son parte de los delitos informáticos que más se utilizan, y para ayudar a evitarlos es necesario seguir consejos de seguridad y tener una protección adecuada para evitar ser perjudicado.