robar.es.

robar.es.

Amenazando con revelar información sensible

Introducción

En la actualidad, el mundo está conectado digitalmente, lo que ha llevado a una mayor dependencia de la tecnología y la informática. En este contexto, también se ha producido un aumento en la cantidad de delitos informáticos. Uno de los delitos más comunes es el chantaje o la extorsión, en el que los delincuentes amenazan con revelar información sensible de la víctima si esta no cumple con sus demandas. En este artículo, se analizará este delito en profundidad, con el objetivo de entender cómo funciona y cómo podemos protegernos de él.

¿Qué es la extorsión informática?

La extorsión informática es un delito en el que los delincuentes amenazan con revelar información personal o confidencial de la víctima si esta no cumple con sus demandas. Estas demandas pueden variar, desde el pago de una cantidad de dinero hasta la realización de acciones específicas, como entregar claves de acceso a cuentas bancarias o correr un virus en una red. Los delincuentes utilizan diferentes técnicas y herramientas para llevar a cabo el delito, algunas de las cuales se describirán más adelante.

Técnicas usadas en la extorsión informática

Los delincuentes usan diferentes técnicas para amenazar e intimidar a sus víctimas, algunas de las más comunes son:

  • Phishing o suplantación de identidad: los delincuentes envían correos electrónicos o mensajes de texto fraudulentos, haciéndose pasar por una empresa de confianza o una entidad gubernamental. Estas comunicaciones suelen contener un enlace que lleva a una página web falsa, donde se solicita información personal o financiera de la víctima.
  • Malware o software malicioso: los delincuentes pueden enviar a la víctima un archivo infectado con un virus o troyano, que les permite controlar el equipo de la víctima. Con esta herramienta, pueden acceder a información personal, como contraseñas o archivos confidenciales.
  • Ransomware: los delincuentes pueden bloquear el acceso a los archivos de la víctima o cifrarlos con una clave que solo ellos conocen. Para poder recuperarlos, piden un rescate monetario.
  • Redes sociales: los delincuentes pueden crear perfiles falsos en redes sociales y hacerse amigos de la víctima. Luego pueden usar la información personal compartida en línea para extorsionar o amenazar a la víctima.

¿Cómo funciona la extorsión informática?

En la mayoría de los casos, la extorsión informática tiene lugar en tres etapas distintas:

  • Reconocimiento: los delincuentes investigan a la víctima para conocer su perfil, sus hábitos y su información personal. Para esto, pueden usar técnicas de ingeniería social o rastrear la actividad en línea de la víctima.
  • Amenaza: los delincuentes contactan a la víctima y la amenazan con divulgar información sensible si no se cumple con sus demandas. Las amenazas pueden ser engañosas o verdaderas, dependiendo de la información a la que hayan accedido.
  • Cumplimiento o Consecuencias: en la última etapa, la víctima debe decidir si cumple con las demandas de los delincuentes o arriesga la divulgación de su información personal. Sin embargo, incluso si la víctima cumple con las demandas, no puede estar segura de que los delincuentes no divulguen la información de cualquier manera.

Protegiéndonos de la extorsión informática

La mejor manera de evitar ser víctima de extorsión informática es tomar medidas preventivas. Algunos consejos útiles son:

  • Mantenerse alerta: desconfíe de los mensajes de correo electrónico o mensajes de texto de remitentes desconocidos. No haga clic en enlaces sospechosos y no descargue archivos adjuntos de sitios web no confiables.
  • Usar contraseñas y medidas de seguridad: use contraseñas seguras y cambie regularmente las contraseñas de cuentas en línea. Utilice medidas de seguridad, como la autenticación de dos factores para reforzar la seguridad de la cuenta.
  • Recopilar pruebas: si recibe una amenaza de extorsión, guarde todas las comunicaciones y contacte a las autoridades de inmediato. La recopilación de pruebas es esencial para identificar y perseguir a los delincuentes.
  • Proteger la información personal: evite compartir información personal en línea, especialmente en las redes sociales. No revele información sensible a desconocidos y no responda a correos electrónicos o mensajes de texto sospechosos.

Conclusión

La extorsión informática es un delito grave que puede tener consecuencias devastadoras para sus víctimas. Es esencial tomar medidas preventivas para evitar convertirse en una víctima de este delito, como mantenerse alerta y proteger la información personal. En caso de recibir una amenaza de extorsión, es importante recopilar pruebas y contactar a las autoridades. Si todos nos mantenemos alerta, podemos prevenir la extorsión informática y proteger nuestra información personal y financiera.