robar.es.

robar.es.

Así es como los delincuentes roban tus datos bancarios mediante skimming

En la actualidad, el skimming es una técnica cada vez más utilizada por los delincuentes para obtener los datos bancarios de sus víctimas. Se trata de un método que consiste en la copia de los datos de la banda magnética de las tarjetas bancarias con el fin de realizar transacciones fraudulentas.

Esta técnica es muy sencilla de llevar a cabo y puede ser realizada por cualquier persona con un dispositivo skimmer, un dispositivo que se coloca en el lector de tarjetas de un cajero automático o de un punto de venta para copiar los datos de la tarjeta bancaria.

Una vez que el skimmer ha obtenido los datos de la tarjeta bancaria, los delincuentes pueden utilizarlos para realizar compras en línea o retirar dinero en efectivo de cuentas bancarias. Además, los delincuentes también pueden vender estos datos a terceros en la dark web para utilizarlos en actividades criminales.

El skimming es una técnica muy efectiva para llevar a cabo fraudes bancarios, y es por eso que es importante que todos los usuarios de tarjetas bancarias tomen medidas para proteger sus datos. En este artículo, veremos en detalle cómo los delincuentes roban tus datos bancarios mediante skimming y qué puedes hacer para protegerte de esta amenaza.

Tipos de skimming

Existen diferentes tipos de skimming que los delincuentes pueden utilizar para obtener los datos de la tarjeta bancaria de sus víctimas. Los más comunes son:

1. Skimming en cajeros automáticos: Este tipo de skimming consiste en la colocación de un dispositivo skimmer en el lector de tarjetas de un cajero automático. Los delincuentes utilizan este método para obtener los datos de la tarjeta bancaria de sus víctimas mientras realizan una transacción en el cajero automático.

2. Skimming en puntos de venta: Este tipo de skimming consiste en la colocación de un dispositivo skimmer en el lector de tarjetas de un punto de venta, como un terminal de pago en una tienda. Los delincuentes utilizan este método para obtener los datos de la tarjeta bancaria de sus víctimas mientras realizan una compra.

3. Skimming a mano: Este tipo de skimming consiste en que el delincuente copia los datos de la banda magnética de la tarjeta de la víctima utilizando un dispositivo manual, como una cámara oculta o un lector portátil. Este tipo de skimming es menos común, ya que requiere que el delincuente tenga acceso físico a la tarjeta bancaria.

Cómo funciona el skimming

El skimming funciona de la siguiente manera:

1. El delincuente coloca un dispositivo skimmer en el lector de tarjetas de un cajero automático o de un punto de venta. Este dispositivo se conecta a la fuente de alimentación del dispositivo para mantenerlo funcionando.

2. Cuando el usuario de la tarjeta bancaria realiza una transacción, el dispositivo skimmer copia los datos de la banda magnética de la tarjeta bancaria y los almacena en su memoria.

3. El delincuente retira el dispositivo skimmer y descarga los datos en su ordenador o teléfono móvil.

4. El delincuente utiliza los datos de la tarjeta bancaria para realizar transacciones fraudulentas o los vende a un tercero en la dark web.

Cómo protegerse del skimming

A continuación, se presentan algunas medidas que los usuarios de tarjetas bancarias pueden tomar para proteger sus datos del skimming:

1. Revise el lector de tarjetas: Antes de realizar una transacción en un cajero automático o en un punto de venta, revise el lector de la tarjeta para detectar cualquier dispositivo skimmer colocado. Si encuentra algún dispositivo sospechoso, no realice la transacción y notifique a la entidad bancaria o al establecimiento.

2. Cubra el teclado: Al ingresar el PIN de su tarjeta, asegúrese de cubrir el teclado con su mano o con cualquier objeto para evitar que los delincuentes lo observen o graben.

3. Use cajeros automáticos seguros: Siempre use cajeros automáticos seguros que estén ubicados en zonas iluminadas y concurridas. Evite usar cajeros automáticos que estén ubicados en lugares aislados o poco iluminados.

4. Monitoree sus cuentas bancarias: Revise regularmente sus cuentas bancarias para detectar cualquier transacción sospechosa y notifique a la entidad bancaria tan pronto como pueda si encuentra algún problema.

5. No comparta sus datos de tarjeta bancaria: Nunca comparta los datos de su tarjeta bancaria con personas desconocidas o en sitios web que parezcan sospechosos. Además, asegúrese de que el sitio web sea seguro y esté protegido con el protocolo HTTPS antes de ingresar cualquier información relacionada con la tarjeta bancaria.

Conclusión

El skimming es una técnica cada vez más común utilizada por los delincuentes para obtener los datos bancarios de sus víctimas. Para protegerse de esta amenaza, es importante que los usuarios de tarjetas bancarias tomen medidas para proteger sus datos. Al revisar regularmente los lectores de tarjetas, cubrir el teclado al ingresar el PIN, usar cajeros automáticos seguros y monitorear regularmente las cuentas, los usuarios pueden protegerse del skimming y evitar convertirse en víctimas de fraude bancario.