robar.es.

robar.es.

Cómo el malware puede robar tu información bancaria

Lo creas o no, cada vez son más frecuentes los delitos informáticos relacionados con el robo de información bancaria. Los ladrones informáticos no discriminan, simplemente quieren hacer dinero fácilmente. Hay diversas formas en que estas personas pueden robar tu información, pero en este artículo te explicaremos cómo el malware puede afectarte y cómo protegerte.

¿Qué es el malware?

El malware es un software malicioso que se utiliza para dañar o acceder a dispositivos sin el conocimiento del usuario. La variedad de malware existente es amplia y cada una tiene objetivos diferentes. Las más comunes son virus, troyanos, gusanos y spyware. Algunos se diseñan para ejecutar acciones maliciosas en tu dispositivo, como eliminar archivos importantes, mientras que otros se instalan para robar tu información personal.

¿Cómo infecta el malware tus dispositivos?

Hay muchos medios por los que el malware puede llegar a tus dispositivos. La forma más común es mediante correos electrónicos con enlaces o archivos adjuntos. Al hacer clic en estos enlaces o descargar los archivos, se descarga el malware en tu dispositivo sin que lo notes. Otra forma en que el malware se puede instalar es visitando sitios web infectados que descargan los programas maliciosos en tu sistema automáticamente. Los programas gratuitos inseguros son otro medio por el que tu dispositivo se infecta con malware.

¿Cómo roba el malware información bancaria?

Una vez que tu dispositivo está infectado con malware, los delincuentes pueden acceder a tu información bancaria de varias formas. Los troyanos bancarios son los más comunes. Normalmente, se disfrazan de aplicaciones bancarias legítimas y se descargan automáticamente en tu dispositivo a través de correos electrónicos engañosos o sitios web maliciosos. Una vez instalados, estos programas maliciosos registran todas las pulsaciones de teclas que realizas, lo que significa que cualquier contraseña que ingreses será capturada por el programa.

El spyware también es un peligro para la información bancaria. A través de una descarga similar, se instala este programa malicioso en tu equipo y se controla todo lo que haces en línea. Este malware no solo registra tus pulsaciones de teclas, sino también tu navegación, lo que significa que cualquier información privada que ingreses, como el número de tu tarjeta de crédito o de cuenta bancaria, puede ser robada.

¿Cómo protegerse del malware?

Afortunadamente, hay varias formas de prevenir el malware. La primera es tener un software de seguridad confiable instalado y actualizado en tu dispositivo. Algunos de los mejores programas de seguridad vienen con características antimalware. Utiliza software de confianza, como Norton o McAfee, que se encargan de detener la mayoría de programas maliciosos que se intenten instalar.

Evita descargar cualquier software desconocido o de fuentes no confiables, ya que muchas descargas gratuitas contienen malware. No abras correos electrónicos sospechosos o archivos adjuntos que no estén claramente identificados como seguros.

Asimismo, te recomendamos que revises las aplicaciones instaladas en tu dispositivo y elimines las que no utilices ya que pueden representar una amenaza, y que también actualices regularmente las aplicaciones que uses en tu dispositivo en caso de que contengan vulnerabilidades que puedan ser tomadas por los delitos informáticos.

También es importante tener una contraseña segura y única en tus cuentas bancarias. Una contraseña segura se compone de diferentes caracteres, incluyendo letras en minúsculas y mayúsculas, números y símbolos. No utilices la misma contraseña para todas tus cuentas. El uso de la autenticación de varios factores también es recomendable para añadir capas adicionales de protección a tus cuentas bancarias.

Conclusión

El malware es un problema real que pueden afectar a tu información bancaria. Es importante tener una estrategia de seguridad sólida para protegerse de los delitos informáticos. Si te enfocas en seguir las recomendaciones básicas de seguridad, podrás mantener tus equipos y cuentas seguras y no exponer tu información bancaria a posibles ataques.