robar.es.

robar.es.

Cómo los hackers pueden infiltrarse en la red de una empresa

Los hackers han estado rondando el mundo de la tecnología desde hace bastante tiempo y se han vuelto cada vez más sofisticados en sus habilidades para infiltrarse en los sistemas informáticos de las empresas. Estos ataques son potencialmente peligrosos, ya que los hackers pueden hacerse con información valiosa, incluyendo datos financieros y de identificación personal. En este artículo, exploraremos cómo los hackers pueden infiltrarse en la red de una empresa y cómo podemos protegernos de ellos.

Acceso no autorizado a la red
El acceso no autorizado a la red es una táctica común utilizada por los hackers para infiltrarse en la red de una empresa. Hay varias formas en que los hackers pueden acceder a la red. Uno de esos métodos implica el uso de contraseñas débiles o vulnerabilidades en los sistemas de autenticación. Los hackers pueden usar malware o ataques de phishing para obtener credenciales de inicio de sesión o utilizar técnicas de ingeniería social para persuadir a los empleados a que les proporcionen información confidencial.

Otra forma en que los hackers pueden acceder a la red es a través de dispositivos no seguros. Los hackers pueden aprovechar cualquier dispositivo que esté conectado a la red, incluyendo laptops, smartphones y tabletas. Esto es especialmente cierto para los empleados que trabajan desde casa o en lugares públicos. Si un dispositivo no está protegido por un firewall o un software antivirus, los hackers pueden utilizarlo para acceder a la red de la empresa.

Vulnerabilidades en el software
Los hackers también pueden aprovechar posibles vulnerabilidades en el software utilizado por la empresa. Esto incluye cualquier sistema operativo, software de oficina o cualquier otro programa utilizado para fines comerciales. Si un software no se actualiza regularmente, las vulnerabilidades pueden ser explotadas por los hackers. Es importante que se realicen actualizaciones regularmente y que las vulnerabilidades sean parcheadas tan pronto como se descubran.

Una de las formas más comunes en que los hackers aprovechan las vulnerabilidades del software es a través de la técnica de "intermediación". Esta técnica implica interponerse entre dos sistemas y modificar los datos que se transmiten entre ellos. Los hackers pueden utilizar software malicioso para interceptar la información entre dos sistemas y enviarla a un servidor remoto. Esto les permite ver información susceptible como nombres de usuario y contraseñas.

Ataques de denegación de servicio
Los ataques de denegación de servicio (DDoS) también son una táctica común utilizada por los hackers para infiltrarse en la red de una empresa. Estos ataques implican abrumar la red de la empresa con un tráfico falso para que el servidor no pueda responder a las solicitudes legítimas. Esto afecta negativamente el tiempo de actividad del servicio y, potencialmente, permite a los hackers llevar a cabo ataques de otros tipos.

Fuentes externas
La fuente de origen de los ataques también es importante a tener en cuenta al protegerse contra los hackers. En algunos casos, los hackers pueden infiltrarse en la red de la empresa a través de dispositivos que no son propiedad de la empresa. Esto podría incluir dispositivos conectados a la red de una empresa por los empleados o a través de terceros.

Además, los hackers también pueden infiltrarse en la red de una empresa a través de conexiones a Internet inseguras, como las conexiones WiFi públicas. Es importante que los empleados estén informados sobre cómo protegerse contra hackers y se les proporcionen las herramientas necesarias para hacerlo, como VPNs y autenticación de dos factores.

Proteja su empresa contra hackers
A continuación, se presentan algunas recomendaciones que pueden ayudar a proteger su empresa contra hackers:

1. Actualice regularmente su software y sistemas para resolver vulnerabilidades que puedan ser explotadas por los hackers.

2. Asegúrese de que todos los empleados estén informados sobre los riesgos de seguridad y se les proporcione la formación necesaria para protegerse.

3. Asegúrese de que los empleados usen contraseñas seguras y que se cambien regularmente.

4. Utilice autenticación de dos factores para que incluso si los hackers consiguen la contraseña de un empleado, todavía necesitan otra capa de autenticación para acceder a la red.

5. Pruebe la red de su empresa contra vulnerabilidades a través de herramientas de penetración y programación para encontrar y parchear cualquier posible explotación.

En resumen, es fundamental para las empresas protegerse contra hackers. Los hackers pueden utilizar varias tácticas para infiltrarse en la red de una empresa, como acceso no autorizado, vulnerabilidades de software, ataques de denegación de servicio y fuentes externas. Al estar al tanto de estas tácticas y tomar medidas proactivas, las empresas pueden proteger su información valiosa de los hackers.