robar.es.

robar.es.

Cómo robar contraseñas de Wi-Fi

Cada vez es más común contar con una red Wi-Fi en nuestros hogares y lugares de trabajo, lo que nos permite conectarnos a Internet de forma inalámbrica y sin cables. Sin embargo, muchas veces esta red Wi-Fi está protegida por una contraseña, lo que impide que terceros se conecten sin autorización. Pero ¿qué pasa si deseas conectarte a una red Wi-Fi de la que desconoces la contraseña? ¿Es posible robar contraseñas de Wi-Fi?

En este artículo, explicaremos cómo es posible robar contraseñas de Wi-Fi y las herramientas y técnicas más comunes que se utilizan para lograrlo. Pero antes de comenzar, cabe destacar que el objetivo de este artículo es educativo y no se debe utilizar esta información con fines ilegales o para cometer delitos informáticos.

1. Ingeniería social

La ingeniería social es una técnica utilizada para engañar a las personas con la finalidad de obtener información confidencial. En el caso de robo de contraseñas de Wi-Fi, la estrategia más efectiva es hacerse pasar por el dueño de la red Wi-Fi y solicitar la contraseña a los usuarios.

Para ello, se puede utilizar el método de phishing, que consiste en enviar correos electrónicos falsos o mensajes de texto a los usuarios fingiendo ser el dueño de la red Wi-Fi e indicando que es necesario cambiar la contraseña por motivos de seguridad. Al hacer clic en el enlace del correo o mensaje, el usuario es redirigido a una página falsa en la que se solicita la contraseña actual y la nueva contraseña. De esta forma, el atacante obtiene la información necesaria para conectarse a la red Wi-Fi.

2. Fuerza Bruta

La técnica de Fuerza Bruta es una de las más utilizadas para robar contraseñas de Wi-Fi. Básicamente, consiste en probar todas las combinaciones posibles de caracteres hasta que se logre acceder a la red Wi-Fi.

Esta técnica se realiza mediante el uso de software especializado que automatiza el proceso de búsqueda y prueba de contraseñas. El software utiliza un diccionario de palabras, combinaciones de números y otros caracteres que son comúnmente utilizados como contraseñas. Una vez que se completan todas las combinaciones, el atacante puede obtener la contraseña correcta y conectarse a la red Wi-Fi.

3. Ataque de Diccionario

El ataque de diccionario es similar a la técnica de fuerza bruta, pero en lugar de utilizar todas las combinaciones posibles, se utilizan palabras comunes que puedan estar relacionadas a la contraseña.

Esta técnica también utiliza software especializado que se vale de una lista de palabras comunes, como nombres, fechas de cumpleaños, palabras de diccionario, cumplidos o insultos, para intentar adivinar la contraseña. Si la contraseña tiene similitud con alguna de esas palabras, entonces el ataque puede ser exitoso.

4. WPS PIN

WPS PIN es un protocolo de seguridad utilizado en los routers Wi-Fi como una forma de conectarse a la red Wi-Fi sin necesidad de introducir la contraseña. El ataque se basa en aprovechar una vulnerabilidad de seguridad del protocolo WPS, que permite a un atacante conectarse a una red Wi-Fi sin conocer la contraseña.

Para lograrlo, el atacante utiliza software especializado que envía peticiones de conexión al router Wi-Fi. Si el router tiene vulnerabilidades en seguridad, estas conexiones permiten al atacante obtener la clave para conectarse a la red Wi-Fi.

5. Sniffing

El Sniffing también es una técnica utilizada para robar contraseñas de Wi-Fi. Se basa en interceptar el tráfico de la red Wi-Fi para obtener información de la conexión, y de esta forma, extraer la contraseña de la red Wi-Fi.

Para ello, se utiliza un software especializado que intercepta el tráfico de la red Wi-Fi y filtra la información para recuperar cualquier información de conexión de los dispositivos conectados a la red. Al analizar esta información, es posible obtener la clave de acceso de la red Wi-Fi.

En resumen, existen diversas técnicas y herramientas que permiten robar contraseñas de Wi-Fi. Algunas requieren de habilidades técnicas avanzadas para poder ser utilizadas mientras que otras utilizan la ingeniería social para conseguir la información.

Es importante destacar que estas técnicas deben ser utilizadas para fines educativos y no para cometer delitos informáticos, ya que el acceso no autorizado a una red Wi-Fi puede tener consecuencias legales graves. Por ello, es importante proteger nuestra red Wi-Fi con contraseñas seguras que no sean fáciles de adivinar, y cambiarlas periódicamente para evitar que terceros puedan acceder a ella.