robar.es.

robar.es.

Descifrando contraseñas

Descifrando contraseñas

En el mundo digital, la seguridad es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta. Entre las medidas de seguridad que podemos poner en práctica para proteger nuestros datos, cuentas y sistemas, una de las más básicas y eficaces es el uso de contraseñas seguras y robustas.

Para muchas personas, crear una contraseña puede parecer un trámite sencillo y poco relevante. Sin embargo, no usar contraseñas fuertes y complejas o reciclar las mismas en varias cuentas puede poner en riesgo nuestra seguridad y exponernos a ser víctimas de delitos informáticos como el robo de identidad o el fraude financiero.

En este artículo, hablaremos sobre lo que diferentes métodos se utilizan para descifrar contraseñas, las técnicas que utilizan los delincuentes informáticos para llevarlo a cabo, y por supuesto, cómo podemos protegernos para que nuestra información personal y privada no caiga en las manos equivocadas.

Tipos de contraseñas
Antes de profundizar en el tema de cómo se descifran contraseñas, es importante tener clara la diferencia entre los dos tipos de contraseñas que existen: contraseñas de texto plano y contraseñas con hash.

1. Contraseñas de texto plano: Las contraseñas de texto plano son aquellas que se almacenan en una base de datos en formato de texto claro o sin cifrar. Esto significa que la contraseña es fácilmente legible para cualquier persona que tenga acceso a la base de datos.

2. Contraseñas con hash: Las contraseñas con hash han sido "encriptadas" o "ofuscadas" para que sea más difícil para los delincuentes informáticos descifrarlas. En lugar de almacenar la contraseña real en la base de datos, la contraseña se cifra en una cadena de caracteres de longitud única e irrepetible, a menudo con el uso de un algoritmo criptográfico.

Métodos de ataque de contraseñas
Hay varios métodos que los delincuentes informáticos utilizan para atacar y descifrar contraseñas, aunque los 3 más comunes son: ataques de fuerza bruta, ataques de diccionario y ataques de phishing.

1. Ataques de fuerza bruta: Los ataques de fuerza bruta consisten en probar cada posible combinación de caracteres hasta que se encuentra la contraseña correcta. Estos ataques utilizan programas automatizados que pueden probar millones de combinaciones de caracteres por segundo. Los sistemas de contraseñas que no tienen un límite de intentos fallidos se pueden atacar con este método.

2. Ataques de diccionario: Los ataques de diccionario utilizan combinaciones de palabras del diccionario para intentar descifrar la contraseña. Estos ataques son más eficaces cuando se combinan con ataques de fuerza bruta. Los delincuentes informáticos pueden utilizar diccionarios de palabras comunes, así como información específica sobre el objetivo, como nombres de mascotas, fechas de cumpleaños, etc.

3. Ataques de phishing: Los ataques de phishing son un método de ingeniería social en el que los delincuentes informáticos envían correos electrónicos falsos que parecen ser de una empresa legítima o una entidad de confianza con el fin de obtener información confidencial del destinatario, como contraseñas. Los correos electrónicos suelen contener un enlace que lleva a la víctima a una página web falsa, que se parece a la página real, donde se les pide que ingresen sus credenciales.

Cómo proteger las contraseñas
Ahora que sabemos cómo los delincuentes informáticos pueden descifrar las contraseñas, es importante saber cómo proteger nuestras contraseñas para evitar que se caigan en las manos equivocadas. A continuación, se presentan algunos consejos para crear y administrar contraseñas fuertes y seguras.

1. Usa contraseñas largas y complejas: elige contraseñas que tengan al menos 12 caracteres y utilicen una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos. Evita utilizar información personal como nombres, fechas de nacimiento o direcciones como contraseñas.

2. Usa diferentes contraseñas para cada servicio: si utilizas la misma contraseña en varias cuentas y una de ellas se ve comprometida, todas tus cuentas estarán en riesgo. Utiliza contraseñas diferentes para cada cuenta que tengas.

3. Usa un administrador de contraseñas: un administrador de contraseñas es una herramienta que puede ayudarte a crear y administrar contraseñas seguras para todos tus servicios y dispositivos. Estas aplicaciones cifran y almacenan tus contraseñas para que solo tú puedas acceder a ellas.

4. Usa autenticación de 2 factores: la autenticación de 2 factores agrega una capa adicional de protección a tus cuentas. Además de la contraseña, necesitarás un código de seguridad generado por una aplicación o enviado por mensaje de texto para iniciar sesión en tu cuenta. Esta medida adicional de seguridad dificulta significativamente los ataques de phishing y robo de contraseñas.

En resumen, las contraseñas seguras y robustas son una medida efectiva para proteger nuestra información personal y prevenir delitos informáticos. Es importante entender los diferentes métodos que los delincuentes informáticos utilizan para descifrar contraseñas y seguir buenas prácticas de seguridad para proteger nuestra información personal. Si sigues los consejos de este artículo, estarás en una posición mejor para proteger tus cuentas y datos de posibles ataques.