robar.es.

robar.es.

Los métodos más comunes de Phishing

Los métodos más comunes de Phishing

El Phishing se ha convertido en una de las técnicas más utilizadas por los ciberdelincuentes para obtener información personal y financiera de los usuarios en la red. Este método consiste en suplantar la identidad de una entidad de confianza, como puede ser un banco o una compañía, para engañar al usuario y conseguir que revele información confidencial, como contraseñas o números de tarjeta de crédito.

El Phishing no es algo nuevo, pero los métodos utilizados por los cibercriminales han evolucionado con el tiempo y cada vez son más sofisticados y difíciles de detectar. En este artículo, hablaremos de los métodos de Phishing más comunes que se utilizan en la actualidad.

1. Phishing por correo electrónico

Esta es la forma más común de Phishing y consiste en enviar correos electrónicos con la apariencia de ser de una entidad de confianza, como un banco o una tienda online. Estos correos suelen incluir enlaces que llevan a páginas falsas que imitan la apariencia de la página real, pero que en realidad están diseñadas para robar los datos personales del usuario.

Es importante mencionar que estos correos suelen incluir errores gramaticales o de ortografía, lo que puede ser una señal de que se trata de un correo falso.

2. Phishing por SMS

El Phishing por SMS es similar al Phishing por correo electrónico, pero en lugar de enviar correos falsos, los ciberdelincuentes envían mensajes de texto. Estos mensajes suelen incluir enlaces que llevan a páginas falsas que imitan la apariencia de la página real, pero que en realidad están diseñadas para robar los datos personales del usuario.

Es importante señalar que los mensajes de texto falsos también suelen incluir errores gramaticales o de ortografía, lo que puede ser una señal de que se trata de un mensaje falso.

3. Phishing por llamada telefónica

En este caso, los ciberdelincuentes se hacen pasar por empleados de una entidad de confianza (como un banco) y llaman al usuario para pedirle información personal o financiera. Es importante destacar que los empleados de un banco nunca pedirán información personal o financiera por teléfono.

4. Phishing por páginas web falsas

Este método consiste en crear páginas web falsas que imitan la apariencia de la página real de una entidad de confianza. Estas páginas suelen incluir formularios de inicio de sesión que se utilizan para robar los datos personales del usuario.

Es importante mencionar que estas páginas suelen tener direcciones web similares a las páginas originales, pero con ligeras variaciones en la ortografía o en la extensión del dominio (por ejemplo, en lugar de www.banco.com, la página falsa puede ser www.banko.com).

5. Spear Phishing

Este método es una variante del Phishing que se dirige a personas específicas (como empleados de una empresa), utilizando información personal y profesional que han obtenido previamente. Este método es mucho más sofisticado y elaborado, pero también es más peligroso porque los ciberdelincuentes pueden obtener información confidencial que puede utilizarse para fines maliciosos.

¿Cómo protegerse del Phishing?

Existen varias medidas que los usuarios pueden tomar para protegerse del Phishing, como evitar hacer clic en enlaces sospechosos, utilizar contraseñas seguras y actualizar regularmente el software y los programas de seguridad. También es importante tener en cuenta que nunca se debe enviar información personal o financiera por correo electrónico o mensajes de texto, y que siempre se debe comprobar la dirección web de las páginas a las que se accede para asegurarse de que son legítimas.

En resumen, el Phishing es una técnica peligrosa que se utiliza para obtener información personal y financiera de los usuarios en la red. Conociendo los métodos más comunes utilizados por los ciberdelincuentes, los usuarios pueden tomar medidas para protegerse y evitar caer en estas trampas. Es importante estar siempre alerta y no confiar ciegamente en correos electrónicos o mensajes de texto que parezcan sospechosos o imiten la apariencia de una entidad de confianza.