robar.es.

robar.es.

Robo de identidad: Cómo funciona el smishing

El robo de identidad es uno de los delitos informáticos más comunes en la actualidad. Mediante diversas técnicas, los ciberdelincuentes pueden obtener información confidencial y utilizarla para cometer fraude, obtener información financiera o usurpar la identidad de la víctima. Uno de los métodos más utilizados para el robo de identidad es el smishing, una variante del phishing que se realiza a través de mensajes de texto en lugar de correos electrónicos.

¿Qué es el smishing?

El smishing es un tipo de ataque de phishing que se realiza a través de mensajes de texto o SMS. Los ciberdelincuentes envían mensajes de texto falsificados que parecen ser de empresas legítimas, como bancos, proveedores de servicios o tiendas en línea, con el objetivo de engañar a la víctima y obtener información confidencial, como contraseñas, números de tarjeta de crédito o información personal.

El smishing se aprovecha de la gran cantidad de personas que utilizan sus teléfonos móviles como principal medio de comunicación. Los mensajes de texto parecen más legítimos que los correos electrónicos fraudulentos, ya que suelen incluir el nombre de la empresa y un número de teléfono local. Además, los ciberdelincuentes utilizan técnicas de ingeniería social para hacer que la víctima confíe en el mensaje, como el uso de frases de urgencia o la promesa de una recompensa.

¿Cómo funciona el smishing?

El smishing se basa en el mismo principio que el phishing: engañar a la víctima para que revele información confidencial. Los ciberdelincuentes utilizan diversas técnicas para hacer creer a la víctima que el mensaje es legítimo y que necesita tomar medidas inmediatas.

Uno de los métodos más utilizados es el envío de mensajes de texto falsificados que parecen ser de un banco o entidad financiera. En el mensaje, se informa a la víctima de un supuesto problema con su cuenta y se le solicita que inicie sesión en el sitio web del banco para solucionarlo. El sitio web, por supuesto, es falso y está diseñado para capturar la información de inicio de sesión de la víctima.

Otro método utilizado es el envío de mensajes de texto que prometen una recompensa a cambio de información personal. Por ejemplo, un mensaje puede informar a la víctima de que ha ganado un premio y solicitar su nombre completo, dirección y número de teléfono para recibirlo. Los ciberdelincuentes pueden utilizar esta información para cometer fraude o venderla a terceros.

¿Cómo protegerse del smishing?

La mejor forma de protegerse del smishing es estar alerta ante cualquier mensaje de texto que parezca sospechoso. Algunas medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo de ser víctima del smishing incluyen:

- No proporcionar información personal o financiera a ninguna persona que lo solicite por mensaje de texto, correo electrónico o teléfono.
- Verificar la identidad de la empresa que envía el mensaje de texto. Si se trata de un banco o una tienda en línea, llamar al número de teléfono oficial para asegurarse de que el mensaje es legítimo.
- No hacer clic en enlaces incluidos en mensajes de texto sospechosos. Si se requiere iniciar sesión en un sitio web, acceder a él directamente desde el navegador en lugar de hacer clic en el enlace.
- Utilizar medidas de seguridad adicionales, como la autenticación de dos factores, para reducir el riesgo de que los ciberdelincuentes accedan a la información personal o financiera.

Conclusión

El smishing es una forma común de robo de identidad que se realiza a través de mensajes de texto o SMS. Los ciberdelincuentes utilizan diversas técnicas para engañar a la víctima y obtener información confidencial, como contraseñas, números de tarjeta de crédito o información personal. Para protegerse del smishing, es importante estar alerta ante cualquier mensaje sospechoso y tomar medidas adicionales de seguridad, como la autenticación de dos factores.